Un pequeño tabor!!! Visita a A Coruña

Han pasado unos cuantos meses de curso, el cansancio de tantas horas de estudio empiezan a pesar, y que mejor día, ese, que hace poco más de 200 años expulsamos a las tropas de Napoleón fuera de nuestra querido y hermoso Vigo, para pasarlo en comunidad. Es cierto que nuestro destino no fue el más apropiado, pero nuestra vocación es de total entrega a los demás, sin excepción, y por ello nos dejamos caer por La Coruña.

Nuestra primera parada fue en el acuario, simplemente…espectacular! Vimos allí tiburones, focas, rayas, langostas, medusas un homenaje a las costas gallegas y al mar Atlántico. Al acabar la visita, tocaba comer algo. Hay que decir que en nuestro grupo de seminaristas hay uno que algo sabe de restaurantes, de hecho le llamamos Michelin, no por el muñeco de los neumáticos, sino por la guía. Nos llevó a uno que se llamaba Ricardo, de maravilla, buen precio y buena calidad aunque la abundancia no era su fuerte. Ya una vez fuera, subimos al mirador San Pedro, con unas vistas preciosas, no iba a ser menos encontrándonos en las costas Gallegas. Y por último, estando en la ciudad herculina, no pudimos resistirnos a pasar por la Torre de Hércules. Y a continuación nos volvimos.

Son de esos días que como se diría vulgarmente: “no hay dinero que lo pague”. Un pequeño descanso que nos da fuerza para seguir luchando, y más unión entre nosotros.

shares
A %d blogueros les gusta esto: